La Esperanza

22 de Febrero de 2021

La Esperanza es un deber, no un lujo

Tener ESPERANZA no es soñar… sino convertir los sueños en realidad. Benditos aquellos que sueñan y están deseosos de pagar el precio que haga falta para convertir sus sueños en realidad.

Se dice que la esperanza es lo que nunca debes perder, porque cualquiera podría perder la fe en el camino que haya fijado para su vida, pero, mientras exista esperanza, la fe se puede recuperar, ya que ésta la fortalece, y hace que veas la luz al final del túnel. La fe sin la esperanza no tiene posibilidades de sobrevivir, porque ésta se alimenta de ella para dar fuerza a los pensamientos y las creencias de que sí se puede, de que sí es posible lograr los sueños, de que es posible obtener aquello que se desea y se lucha, de que que toda siembra obtiene su cosecha. Sólo depende de la intensidad y la fuerza en que se siembra.

Por lo tanto, no deseo tanto que tengas fe para lograr tus metas en éste año 2021, sino que no pierdas la esperanza, de que la cosecha será abundante, de que tu convicción hará que siembres lo necesario, ya que no hay tantos pájaros que puedan dañarlo, que tu creencia en aquello que anhelas esté firme, para finalmente, lograr tu propósito con los resultados que tu fe ha visto, antes de haber empezado!.

Bendecida última semana de febrero!.

Romilio Sánchez Garcete
Emprendedor Socioeconómico

Reflexiones diarias

12 de Octubre de 2020

La primavera, el mejor momento para empezar a sembrar.

“Es la promesa de la primavera que nos dice que así como sembramos, así cosecharemos. Una semilla de maíz, produce maíz. Una semilla de duda, o temor, o desconfianza, plantada en nuestra mente, también produce los resultados correspondientes. Tan cierto como que la tierra nos regresará lo que hayamos plantado, así también la mente del hombre nos regresará en circunstancias, aquello que pusimos por nuestra propia elección en nuestros pensamientos. El precio o esfuerzo de tener pensamientos de amor, prosperidad y confianza en sí mismo, no es mayor que el precio de tener pensamientos de odio, pobreza o duda. Solamente, los resultados serán diferentes”

Quien sabe lo que siembra, no teme la cosecha.

“No use el día de hoy para revivir mentalmente el día de ayer, o para esperar la llegada de mañana, porque mañana, cuando llegue, será llamado hoy. No hay mejor día, no hay mejor oportunidad, no hay mejor primavera, no hay mejor momento para empezar que el momento actual. Atrape los momentos en la medida en que los encuentre, y moldéelos para hacer su propio futuro mejor. Las dilaciones de hoy se convertirán en el arrepentimiento de mañana.”. (Las estaciones de la vida – JIM ROHN).

Empieza ahora…

Si nuestra mente es el campo de siembra y nuestros pensamientos la semilla que luego producirá frutos en nuestras vidas, aprovechemos el poder que Dios nos dio de elegir, para sembrar pensamientos de amor, prosperidad, abundancia, generosidad, felicidad y éxitos constantes. El ayer, no existe, el mañana tampoco, debemos aprovechar las oportunidades cuando se presentan, sólo tenemos el hoy, el ahora, el presente. Si sientes en tu corazón que llegó tu momento mágico, no lo dudes, acepta el desafío hoy, y construye tu futuro!. (RomiSan) Felíz día de la Raza!. Bendiciones y éxitos!

Romilio Sánchez Garcete
Emprendedor Socioeconómico

Reflexiones diarias

07 de Octubre de 2020

La primavera, una estación que debe ser aprovechada!.

LA PRIMAVERA. “Esta es la estación para entrar en los campos fértiles de la vida, con semillas, conocimiento, compromiso, y con decidido esfuerzo… Es una característica natural de la primavera presentarse brevemente, o adormecernos en la inactividad con su abundante belleza. No se detenga demasiado embriagándose con el aroma de las flores, para que no se despierte cuando ya la primavera se haya ido, y usted tenga todavía las semillas en su saco. La primavera no se fija si sembró o se quedó dormido, o si plantó abundantemente o pobremente. Si plantó granos fértiles de trigo, o semillas inservibles de hierba. Ni la primavera, ni la tierra, ni el sol ni ningún otro elemento, se preocupan si usted plantó o no. Solamente, le presentan el tiempo para que lo aproveche. La primavera no le llama la atención para que plante, no le advierte sobre las consecuencias si no planta. Para el que labra la tierra, la primavera no tiene ninguna emoción. Fue Dios quien le dio la sabiduría para levantarse de su confortable silla, y trabajar los campos en la estación correcta.” (Jim Rohn)

Despierta, siembra tu semilla, aunque los pájaros del campo coman algunos, no hay suficientes pájaros, a menos que tu siembra sea exigua, ya sea por pereza o falta de inteligencia. Tu sólo siembra lo suficiente y la cosecha te dará los resultados!.

Romilio Sánchez Garcete
Emprendedor Socioeconómico