Es rentable PENSAR EN GRANDE

Hágase Grande, PENSANDO en GRANDE

La autoconfianza es muy importante para ayudarnos a PENSAR EN GRANDE. A veces nos vendemos muy baratos, despreciamos nuestras propias ideas. No te subestimes. “No se venda a bajo precio. Venza el crimen de la autodepreciación. Concéntrese en sus ventajas. Ud. es mejor de lo que se figura que es”. (David J. Schwartz)

Un aspecto que debemos desarrollar es nuestro vocabulario. Demasiadas veces utilizamos palabras despreciativas, diminutivas y nos expresamos de manera derrotista o poco edificante ante situaciones poco favorables. “Use el vocabulario de los grandes pensadores. Use palabras grandes, brillantes, alegres. Use palabras que comprometan victorias, esperanza, placer; evite palabras que crean imágenes desagradables de fracaso, derrota o pena”. (David J. Schwartz)

Debemos ver más allá de lo que nuestros ojos puedan ver, lo que podría ser, no lo que es ahora. Un buen ejemplo sería una semilla de naranjo, ¿que podría representar?, no sólo una planta, puede representar un bosque de naranjos y millones de frutos. ¿Qué es lo que ves?, Sólo una semilla o un bosque entero?. “Enderece su visión. Vea lo que puede ser, no lo que simplemente es. Practique añadir valor a las cosas, a las gentes y a sí mismo”. (David J. Schwartz).

Pensar en grande implica que tu tarea, sea cual sea, es importante, y que contribuye a una visión mayor. Tu victoria y su ascenso en la vida dependerá de que tan alto estás dispuesto a ver. No en lo que eres ahora, sino en lo que te vas a convertir. “Obtenga la visión grande de su tarea. Piense, piense realmente que su ocupación actual es importante. Que la próxima promoción dependerá de cómo piensa usted en relación con su tarea presente”. (David J. Schwartz)

Muchas veces nos quedamos con las cosas pequeñas, con las partes exteriores, con la punta del iceberg. Debemos mirar más profundo y ver lo verdaderamente importante en cada situación. “Piense por encima de las cosas triviales. Enfoque su atención sobre grandes objetivos. Antes de verse envuelto en una materia mezquina pregúntese ¿es realmente importante?. ¡Hágase GRANDE, pensando en GRANDE!. (David J. Schwartz).

Romilio Sánchez Garcete
Emprendedor Socioeconómico

Como pensar en GRANDE!

Empecemos expresándonos de la manera correcta

Donde el éxito interesa, las personas no se miden por centímetros, kilos, o grados de colegio, o escenarios familiares; se miden por el volumen de su pensamiento. Cuanto más pensemos en grande, más se determinará el volumen de nuestras metas. ¿Cuál es la mayor debilidad del ser humano?, probablemente la autodepreciación, esto es, venderse barato, no tenemos la suficiente autoestima positiva para hacer lo que en el fondo sabemos que podemos hacer. Los filósofos durante miles de años han circulado un buen consejo, “conócete a ti mismo”, significa conocer tu verdadero potencial y no sólo tus debilidades.

En éste punto, la medida importante del vocabulario de una persona no es el volumen o número de palabras que usa. Mas bien, lo que cuenta, lo que verdaderamente cuenta con relación con el vocabulario, es el efecto que sus palabras y frases ejercen sobre su propio pensamiento o sobre el ajeno.

He aquí algo importante, básico: no pensamos en palabras y frases, pensamos solamente en cuadros e imágenes. Éste asombroso instrumento, la mente, convierte automáticamente palabras y frases en cuadros mentales. Cada palabra, cada frase, crea un cuadro en nuestra mente y las imágenes crean percepciones diferentes de acuerdo a cómo lo decimos. Suponga que dice: “Nos enfrentamos a un problema”. Ha creado un cuadro en la mente de los demás acerca de algo difícil e ingrato de resolver. Si por el contrario expresa: “Nos enfrentamos a un reto” creará un cuadro mental muy distinto y que pondrá más dispuesto a todos a colaborar.

El punto es éste: Los grandes pensadores son especialistas en crear cuadros positivos, mirando hacia adelante, optimistas, en sus propias mentes y en el de los demás. Pensar en GRANDE exige usar palabras y frases, las cuales producen imágenes grandes y positivas.

Cuatro medios para desarrollar el vocabulario de los grandes pensadores:

1- Use palabras y frases grandes positivas, para describir los que siente. Practique esto: es un simple punto, pero goza de un tremendo poder. Cuando alguien pregunta, “¿Cómo se siente hoy?”, responda con un: “Maravillosamente!, en verdad!”. Sea extremadamente cuidadoso en evitar el mezquino lenguaje cortante.

2- Utilice palabras brillantes y motivantes para describir a otras personas. Cuando usted y alguien discuten acerca de otra persona, asegúrese de elogiarlo, usando palabras positivas y frases como: “El en verdad, es una gran persona”, “Ellos me dicen que el trabaja maravillosamente bien”. No desacredite a otra persona, tarde o temprano aquellas se enteraran de lo que dice de ellas y el que saldrá desacreditado es usted.

3- Use el leguaje positivo para estimular a los demás. Elogie en persona a la gente a cada oportunidad. Cada individuo que usted conoce, anhela el elogio. El elogio sinceramente administrado es una herramienta de éxito. ¡Úsela! una vez, y otra, y otra. Háblale bien a la gente sobre su aspecto, su trabajo, sus realizaciones, sus familias.

4- Use palabras positivas para esbozar planes a los demás. Cuando la gente oye alguna cosas como esta: “He aquí algunas buenas noticias. Estamos en presencia de una oportunidad genuina”… sus mentes comienzan a brillar. Pero, cuando oyen algo semejante a “Nos guste o no, nos espera una tarea que hacer”, la película de la mente es apagada, aburrida, y reaccionan de acuerdo a ello. Prometa victoria y observará los ojos encendidos, Prometa victoria y logrará apoyo. ¡Edifique castillos, no esté cavando sepulcros!

Extraído del libro: La Magia del Pensar en Grande (David J. Schwartz)

Romilio Sánchez Garcete
Emprendedor Socioeconómico

Construir Confianza

06 de Abril de 2021

Construya la confianza y destruya el miedo.

La conocida frase “eso está sólo en su imaginación” supone que el temor no existe, que el miedo no es real, pero, sí existe. Es el enemigo número uno del éxito. El miedo impide a la gente que capitalice una oportunidad; el miedo echa abajo la vitalidad física; el miedo hace realmente enfermos a los individuos, causa dificultades orgánicas, acorta la vida; el miedo le cierra la boca cuando usted desea hablar. El miedo -incertidumbre, carencia de confianza- explica por qué todavía padecemos represiones económicas. El miedo explica porqué millones de realizan poco y gozan poco. Pero recuerde: La acción cura el miedo.

5 estrategias de acción para construir confianza:

1- Si la acción cura el miedo. Defina su miedo y luego trate de realizar la acción constructiva. La inacción -no hacer nada al respecto de una situación- fortalece el temor y destruye la confianza.

2- Haga el supremo esfuerzo para ingresar solamente pensamientos positivos en su banco de memoria. No permita que los pensamientos negativos, autodespreciativos, crezcan hasta convertirse en monstruos mentales. Simplemente rehúse recordar hechos y situaciones desagradables.

3- Sitúe a la gente en la perspectiva adecuada. Recuerde: las personas se asemejan más, mucho más, que lo diferentes que son. Tenga una visión equilibrada de que quienes lo rodean, son exactamente otros seres humanos. Desarrolle y comprenda la actitud. Mucha gente ladrará, pero es raro que alguien muerda.

4- Haga solamente lo que su conciencia apruebe. Esto previene que se desarrolle un venenoso complejo de culpabilidad. Hacer lo que es debido, es una regla práctica para el éxito.

5- Trate que todo lo que tiene que ver con usted exprese: “Soy confiado, realmente confiado”, practique éstas pequeñas técnicas en sus actividades diarias. a) Siéntese adelante. b) Establezca contacto visual. c) Camine 25% más aprisa. d) Hable alto y e) Sonría en grande!.

Extraído del libro: La Magia de Pensar en grande (David J. Schwartz)

Romilio Sánchez Garcete
Emprendedor Socioeconómico

Reflexiones diarias

16 de noviembre de 2020

“No hay nada más contraproducente para el éxito que la mentalidad de pobreza. Una comunidad con mentalidad de pobreza es fácil de manipular por la política. Las falsos mitos y creencias influyen en la mentalidad de pobreza, como hacer creer que tener una hipoteca a 40 años es un factor de éxito. A veces, lo viejo cuesta más que lo nuevo” Yokoi Kenji

Desarrolla una MENTALIDAD ganadora para lograr tus metas!

Romilio Sánchez Garcete
Emprendedor Socioeconómico
WhatsApp