Como pensar en GRANDE!

Empecemos expresándonos de la manera correcta

Donde el éxito interesa, las personas no se miden por centímetros, kilos, o grados de colegio, o escenarios familiares; se miden por el volumen de su pensamiento. Cuanto más pensemos en grande, más se determinará el volumen de nuestras metas. ¿Cuál es la mayor debilidad del ser humano?, probablemente la autodepreciación, esto es, venderse barato, no tenemos la suficiente autoestima positiva para hacer lo que en el fondo sabemos que podemos hacer. Los filósofos durante miles de años han circulado un buen consejo, “conócete a ti mismo”, significa conocer tu verdadero potencial y no sólo tus debilidades.

En éste punto, la medida importante del vocabulario de una persona no es el volumen o número de palabras que usa. Mas bien, lo que cuenta, lo que verdaderamente cuenta con relación con el vocabulario, es el efecto que sus palabras y frases ejercen sobre su propio pensamiento o sobre el ajeno.

He aquí algo importante, básico: no pensamos en palabras y frases, pensamos solamente en cuadros e imágenes. Éste asombroso instrumento, la mente, convierte automáticamente palabras y frases en cuadros mentales. Cada palabra, cada frase, crea un cuadro en nuestra mente y las imágenes crean percepciones diferentes de acuerdo a cómo lo decimos. Suponga que dice: “Nos enfrentamos a un problema”. Ha creado un cuadro en la mente de los demás acerca de algo difícil e ingrato de resolver. Si por el contrario expresa: “Nos enfrentamos a un reto” creará un cuadro mental muy distinto y que pondrá más dispuesto a todos a colaborar.

El punto es éste: Los grandes pensadores son especialistas en crear cuadros positivos, mirando hacia adelante, optimistas, en sus propias mentes y en el de los demás. Pensar en GRANDE exige usar palabras y frases, las cuales producen imágenes grandes y positivas.

Cuatro medios para desarrollar el vocabulario de los grandes pensadores:

1- Use palabras y frases grandes positivas, para describir los que siente. Practique esto: es un simple punto, pero goza de un tremendo poder. Cuando alguien pregunta, “¿Cómo se siente hoy?”, responda con un: “Maravillosamente!, en verdad!”. Sea extremadamente cuidadoso en evitar el mezquino lenguaje cortante.

2- Utilice palabras brillantes y motivantes para describir a otras personas. Cuando usted y alguien discuten acerca de otra persona, asegúrese de elogiarlo, usando palabras positivas y frases como: “El en verdad, es una gran persona”, “Ellos me dicen que el trabaja maravillosamente bien”. No desacredite a otra persona, tarde o temprano aquellas se enteraran de lo que dice de ellas y el que saldrá desacreditado es usted.

3- Use el leguaje positivo para estimular a los demás. Elogie en persona a la gente a cada oportunidad. Cada individuo que usted conoce, anhela el elogio. El elogio sinceramente administrado es una herramienta de éxito. ¡Úsela! una vez, y otra, y otra. Háblale bien a la gente sobre su aspecto, su trabajo, sus realizaciones, sus familias.

4- Use palabras positivas para esbozar planes a los demás. Cuando la gente oye alguna cosas como esta: “He aquí algunas buenas noticias. Estamos en presencia de una oportunidad genuina”… sus mentes comienzan a brillar. Pero, cuando oyen algo semejante a “Nos guste o no, nos espera una tarea que hacer”, la película de la mente es apagada, aburrida, y reaccionan de acuerdo a ello. Prometa victoria y observará los ojos encendidos, Prometa victoria y logrará apoyo. ¡Edifique castillos, no esté cavando sepulcros!

Extraído del libro: La Magia del Pensar en Grande (David J. Schwartz)

Romilio Sánchez Garcete
Emprendedor Socioeconómico

La decisión

Es necesario para cada acto que vayamos a hacer, tomar una decisión. Sin decisión no hay avance, no hay inicio, no hay proyecto, nada…

Las decisiones son sólo una poderosa corriente que lleva a una persona hasta un lugar que jamás hubiera soñado en el momento de decidirse”.

Paulo Coelho

¿Ya te decidiste?. Lo que sea que estés queriendo realizar; decídelo y da el salto de fe. Sí, lo sé, no es fácil cuando estamos acostumbrados a una rutina que nos parece “segura”, pero créeme, lo más seguro es que se convierta en aburrimiento!. Lo que cuenta son las emociones. ¿Cómo te sientes al respecto? Decídete a vivir una vida rara, poco común, pero muy especial, y para que eso sea posible, necesitas unirte a las personas que tienen las mismas aspiraciones y aprender de las personas que han logrado lo que tú has estado buscando.

“La indecisión es el ladrón de la oportunidad”.

Jim Rohn

Debo decir que lo he padecido (me refiero a la procrastinación, a dejar para después, a no decidir) y aún lo hago. Pero, gracias a Dios, todos tenemos oportunidad de cambiar y mejorar, ya que como dice Stephen Covey, “No soy producto de mis circunstancias. Soy producto de mis decisiones”. Por eso, decidí cambiar, y me convierto cada día en un aprendiz de la mejora continua. Eso me da poder, porque como escribió mi amigo Víctor Domínguez: “la razón por la cual las decisiones tienen tanto poder, es porque son nuestras decisiones”. No dejes que otros decidan lo que es mejor para ti. Toma una decisión y actúa en consecuencia. Bendecido y exitoso jueves.

Romilio Sánchez Garcete
Emprendedor Socio económico